Durante los días 24, 25 y 26 de febrero, el Pabellón de Cristal de la Casa de Campo de Madrid se convirtió en el epicentro del vehículo clásico.

 

Cientos de automóviles y motocicletas fueron admirados por más de 40.000 visitantes, que no quisieron dejar pasar la oportunidad de disfrutar en primera persona de su afición al igual que nuestro reportero Pedro Delgado tal y como nos cuenta a continuación:

 

Concentraciones, actividades, concursos, sorteos, incluso simulacros del cuerpo de Bomberos de Madrid, y por qué no decirlo, también las foodtracks con exquisitas delicias gastronómicas atrajeron la atención del visitante.

 

En esta edición, ganó peso el vehículo popular, y ello gustó mucho entre los más nostálgicos del motor. El Seat 600 tuvo protagonismo propio en esta edición en su 60º aniversario.

También la firma alemana Porsche celebraba también por todo lo alto el 40 aniversario del 928, un fantástico coupé, que conjugaba de forma excelente elegancia, potencia y aerodinámica.

 

Se estrenaba este año en Classic Auto la marca Abarth y lo hizo con una oferta muy deportiva, el 124 Spider modelo clásico, en confrontación con su versión moderna. La exposición de la marca se completó con diversas unidades que avalan su trayectoría histórica en rallyes.

 

No podían faltar tampoco las joyas de Aston Martin, Jaguar, Hispano Suiza, Rolls Royce, Packard, Mercedes… Precisamente, buena parte de las miradas las atrajo un Hispano Suiza H6C Sport de los años 20 en proceso de restauración con chasis de madera y un Mercedes 600 Pullman de 1973.

 

Por otra parte, uno de los momentos álgidos de ClassicAuto se vivió en el homenaje a Emilio de Villota con motivo del 40 aniversario de su victoria en el circuito de Mallory Park, para deleite de los allí presentes, destacaba el recién restaurado Lyncar-Ford 006 que permitió al piloto madrileño alzarse con el primer puesto en esa carrera.

Fdo.: Pedro Delgado

Fotos

Automóvil Club

Temple Competición