Tras todo un año de actividad en el mundo de los clásicos y la competición por fin llegaba el Cocido de Valdoré, una fiesta que cada año organizan Julio y Nando y que nos sirve para repasar y despedir la temporada 2015 de este mundo de los clásicos que tanto nos apasiona.

Como todos los años, que mejor forma de dar la bienvenida al invierno que con un excelente cocido leones que un año más hizo la delicia de todos los valientes que a pesar de las previsiones meteorológicas demostraron que a nuestros vehículos tal y como ya demostraron durante muchísimos años antes que nosotros nuestros padres y abuelos, no hay condición climatológica que los detenga.  Por donde no pueda circular un clásico no será capaza de circular ningún vehículo jejeje.

 

La jornada comenzaba con la visita la mañana del sábado al convento de las clarisas por parte del presidente del ACTC (Automóvil Club Temple Competición) junto con una preciosa docena de huevos para por si acaso tampoco se desatara demasiada climatología adversa, lo cual, por lo visto funciono ya que el dia en León amanecía con un dia que daba la bienvenida de forma soleada a todos los asistentes que se fueron agrupando a lo largo de la mañana en el parking del Carrefur de León para iniciar la marcha.

 

Tras un breve tiempo en el que lo vehículos fueron llegando y aprovechando el numeroso público que se fue reuniendo alrededor de los vehículos para admirar el excelente estado de conservación de todos ellos se inicio la marcha hacia la localidad de Boñar donde se hizo un pequeño descanso para tomar un refrigerio y reunir la caravana con los vehículos que se desplazaban desde la zona de Palencia y Villaverde de Arcayos. Como ya viene siendo habitual en este tipo de desplazamientos, era realmente gratificante ver como los vecinos de las distintas localidades de paso salían a la calle a disfrutar del espectáculo que son estos vehículos, autentico arte en movimiento gracias al generoso cuidado que sus propietarios les proporcionan.

 

Tras este trayecto en el que el buen tiempo acompaño durante todo el recorrido y afortunadamente nadie se perdió ni hubo que lamentar ningún tipo de incidente, finalmente, sobre las tres de la tarde se llegaba a la localidad de Valdoré con una temperatura un poco más fresca y con un tiempo quizás un poco fresco con presencia de una ligera lluvia de agua nieve que lejos de desanimar a los participantes aún motivaba mas sus ganas de fiesta debido a la belleza del entorno en estas circunstancias. La climatología todavía hacia más apetecible el cocido jejeje.

 

Finalmente, 165 valientes junto con sus 80 vehículos llenaban el aforo del restaurante un año más y disfrutaban de un delicioso cocido que estuvo a la altura de su fama. Lo mejor sin duda del evento fueron sus participantes quienes en todo momento nos regalaron un ambiente festivo increíble encontrándonos con gente de todas las edades que pudieron compartir anécdotas de muchas e increíbles generaciones. Tras la comida se procedió al habitual reparto del calendario del club y al sorteo de los regalos que gracias a generosos patrocinadores pudo ser posible. Entre otros artículos se llevo a cabo el sorteo de un jamón, una paletilla, chorizos, pedales deportivos, coches en miniatura, bolsas de deporte, llaveros,…..

Finalizado el evento se reiniciaba el camino de vuelta donde a pesar de la oscuridad y el frio nos sorprendía la ausencia de lluvia o nieve dando por finalizado el Cocido de Valdoré 2015.

Un año más, agradecer y felicitar a todos los participantes su excelente comportamiento y actitud y el maravilloso rato que nos hicieron pasar a todos nosotros en este final de fiesta de temporada del Automóvil Club Temple Competición (ACTC). Por todo ello, muchas gracias y hasta el 2016.

 

Fdo.: Pedro Delgado

 

Fotos

Automóvil Club

Temple Competición